🚀 6 habilidades que debes aprender si quieres tener éxito en tu trabajo

En la mayoría de las organizaciones, el aprendizaje continuo y la superación personal no es un requisito formal, pero son unos de los principales requisitos no escritos. Donde quiera que estés, en tu empresa, hacerte cargo de tu propio desarrollo siempre es una buena idea.

Y lo bueno es que no necesitas una invitación para una capacitación de liderazgo para prepararte para el siguiente nivel. 

Aquí hay seis habilidades que todos pueden (y deberían) trabajar para mejorar, independientemente de dónde se encuentren en su carrera.

1. Mindfulness o atención plena

Digamos que estás en una reunión con un colega que comparte una gran idea que originalmente era tuya, pero que no te da crédito. Cualquiera tendrá ese momento de «¡Dios mío, está robando mi idea!» Sin embargo, una persona que practica la atención plena puede notar esa reacción y luego hacer una pausa para examinar la situación objetivamente («Tal vez olvidó que fue mi idea …») antes de corregirlo públicamente en lo que puede convertirse en una situación vergonzosa que hace a Ambos quedar mal.

La atención o conciencia plena es la capacidad de notar tu respuesta emocional a los eventos, sin reaccionar ante ellos. En situaciones estresantes o de alto riesgo, las personas conscientes pueden detenerse por un momento y mirar lo que sucede de manera imparcial. 

Puedes comenzar hoy tomando un respiro adicional e intentando examinar los eventos desde un punto de vista objetivo.

2. Colaborando a través de las diferencias

Ser miembro de un equipo siempre ha sido importante, pero aprender la habilidad de colaborar a través de las diferencias en nuestro mundo cada vez más diverso es una necesidad imprescindible. Debes esforzarte por ser alguien que celebre la diversidad y la singularidad de todos.

Las organizaciones y los equipos que pueden colaborar y trabajar de manera efectiva a través de diferencias como el género, la raza, la religión, la política y la edad serán los primeros en triunfar. El primer paso para desarrollar esta habilidad es ser más consciente de tus prejuicios inconscientes sobre las personas que son diferentes a ti.

3. Resiliencia

Algunas personas aprenden o procesar mejor que otros las malas situaciones. No dejan que las situaciones difíciles los retrasen, son resistentes.

Los problemas son parte de la vida. Lo que importa es cómo eliges responder ante ellas. Clic para tuitear

Las personas más fuertes no evitan los sentimientos de fracaso, derrota y rechazo ni quedan paralizadas por ellas. Cuando obstáculos inesperados se interponen en el camino, se afligen, se desempolvan y vuelven a la pelea.

Aquí hay un secreto: para ser más resiliente, no sientas menos, siente más. No finjas que esas malas situaciones nunca sucedió. (No funcionará). Sé honesto contigo mismo que estás molesto o decepcionado, luego concéntrate en aprender de tus errores y superarlos. Todos tenemos resilicencia, solo tenemos que aprender a usarla.

4. Trabajar a tu máximo potencial

El trabajo de casi todos involucra tareas que van desde tareas simples y repetitivas que suceden todos los días hasta tareas complejas que tardan meses o años en completarse. Centrarse en las tareas más complejas a largo plazo es el punto ideal donde produce el mayor valor. Sin embargo, no puedes realizar únicamente las tareas a largo plazo a costa de los trabajos a corto plazo.

Debes ser capaz de hacer las tareas diarias fácilmente mientras te mantienes enfocado en los planes a largo plazo. Equilibrar el plan más importante con las tareas diarias es un riesgo laboral para los gerentes que trabajan en grandes proyectos de varios años con presupuestos de cientos de millones y a la par tratar de llegar a la meta del mes.

Lo más importante que puedes hacer es no perderte en ninguno de los dos: no descuides tu bandeja de entrada por completo, o, alternativamente, no seas tan consumido por responder correos electrónicos que nunca encuentres un poco de tiempo para enfocarte en el proyecto principal. Encuentra la forma de trabajar mejor y puedes encontrar tiempo para ambos.

5. Empatía

Cualquiera que trabaje para mejorar su capacidad de ser empático se destacará en el trabajo, con la ventaja de una vida más feliz. La empatía es la capacidad de ponerte en el lugar de otra persona y ver cómo se siente ser él.

Trabajar en tu inteligencia emocional hace que las personas que te rodean se sientan vistas y oídas, y es un ingrediente clave para desarrollar la confianza con los compañeros de trabajo. Tus compañeros de trabajo no quieren tu simpatía. Decirle a alguien «Siento mucho que te sientas así» por lo general solo lo enoja más, pero decir: «Me siento frustrado cuando algo no funciona según lo planeado, y entiendo por qué estás enojado. Déjame ayudarte … «casi siempre funciona.

6. Investigar

La investigación, o «aprender cómo», está reemplazando la experiencia y el «know-how» en los negocios de hoy. 

Los problemas más difíciles del mundo serán resueltos por personas curiosas que puedan encontrar las preguntas correctas para desbloquear nuevas respuestas. Clic para tuitear

Los sabelotodos son aburridos, pero los curiosos nos ayudan a crecer, aprender e innovar. Brian Chesky y Joe Gebbia no podían pagar el alquiler, y se preguntaban cómo podrían usar espacio adicional en su departamento para alojar turistas y ganar algo de dinero. Encontrar la respuesta resultó en la fundación de Airbnb.

No tengas miedo de hacer preguntas, en el trabajo, o tu carrera. Te ayudará a asegurarte de que siempre esté creciendo.


Si deseas ser un líder o simplemente excelente en tu trabajo actual, la superación personal es para todos. Considera trabajar en estas habilidades como un viaje con infinitas posibilidades de crecimiento y conocimiento, no como un destino o una lista a ser completada, de modo que puedas pasar a la siguiente tarea. Centrarte en ellos a lo largo de tu carrera te preparará para ascender constantemente y llevarás un estilo de vida más saludable.

Difundelo :)

Deja un comentario